Don Miguel Torres que en paz descanse, fue un guanacasteco auténtico…

Don Miguel Torres que en paz descanse, fue un guanacasteco auténtico.

Privilegiado él, desde temprana edad aprendió edificio de construir marimbas de excelente calidad y a la vez, ejecutaba con manos prodigiosas los bolillos que emitían sonidos estupendos.

Su humildad era colosal cuando se le hablaba de sus facetas de marimbero y marimbista. Muchas veces tuve el privilegio de escuchar sus presentaciones junto a varios acompañantes que se multiplican ante esa figura formidable de don Miguel. Por cierto debo narrar una anécdota ocurrida hace unos años un 14 de enero, tras la entrada de Esquipulas en la Ciudad Folclórica.

Tanto don Miguel como el otro gran músico, Ulpiano Duarte, eran devotos del Negrito. Yo iba a esa actividad porque había logrado el “milagro” años atrás, que Piano me complaciera con tres piezas en alguna de las esquinas finde había una marimba Casi siempre buscaba a Los Pochos Yo sabía que ambos gigantes de la marimba estaban distanciados por algo sin mucha importancia.

Entonces le dije a don Miguel que caminábamos hacia una esquina donde me esperaba Piano. Y de sopetón sin perder tiempo les dije que los quería escuchar juntos.

No quedó más remedio que ponerse en posición y pedir los bolillos a sus colegas. Unos segundos de decidir cuál pieza sería la primera y ¡¡¡ohh milagro!!!; le entraron con donaire y elegancia a sacar sonidos maravillosos, ante un público que en segundos se congregó al saber que estaban juntos los dos grandes marimbistas santacruceños.

Recuerdo verlos mirándome incrédulos de estar juntos y en el fondo felices de demostrar sus grandes cualidades.

Luego ejecutaron dos piezas y había un gentío extasiado y feliz. Al final los hice darse la mano como viejos amigos y fuimos a tomarnos un refresco. Ahí conversaron sobre sus andanzas en la antigua Santa Cruz.

Y este periodista muy complacido de haberlos escuchado juntos, además que hayan vuelto a ser cuatachos.

Estoy seguro que tengo fotos de ese memorable día y mi hermano Julio, Tal vez haya grabado tan singular concierto al aire libre. Hasta siempre don Miguel y ojalá que junto a Piano, don Jesús Bonilla y José Ramírez Saizar, sigan con la música Guanacasteca. 

Diario Digital El Independiente. Edgar Cantón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s