Policía de Fronteras de La Cruz decomisó el mayor cargamento de medicinas en lo que va del año…

48370279_2412071398806299_7426588377132040192_n.jpg

· Cargamento está valorado en más de 33 millones de colones
· Se trata de casi 170 mil unidades de diversos fármacos

En lo que constituye el mayor cargamento de medicinas interceptado en lo que va del año, la Policía de Fronteras evitó que un millonario contrabando de medicinas, las cuales eran transportadas en condiciones insalubre, fueran consumidas en el país.

El cumplimiento tuvo lugar cerca de las 10 de la noche del sábado durante un operativo realizado en la localidad de La Garita por oficiales de la Policía de Fronteras destacados en el cantón de La Cruz, Guanacaste.

Según lo reportado por la Policía de Fronteras, unos 600 metros al norte de la planta de procesamiento de la finca Del Oro, los oficiales que patrullaban por esa localidad interceptaron un camión tipo carga liviana, el cual era conducido por un costarricense de apellido Alfaro.

Tras solicitarle que mostrara la mercadería que transportaba, Alfaro abrió la compuerta del cajón, dejando ver una gran cantidad de medicamentos con respecto a los cuales no portaba ni facturas, ni los permisos exigidos por el Ministerio de Salud para el transporte y comercio de este tipo de mercadería.

Luego de descargar el cargamento, los oficiales fronterizos determinaron que se trataba de 166.600 unidades de diversos fármacos, con un valor aproximado en el mercado nacional de 33.320.000 colones, lo que constituye el mayor decomiso de medicinas que efectúa este cuerpo policial en la frontera con Nicaragua.

Entre lo incautado se encuentran 61.600 de tabletas de Panadol extrafuerte, 40.000 tabletas de Panadol antigripal, 50.000 tabletas de Panadol multisíntomas y 15.000 sobres de Sal Andrews, por lo que, mediante dirección funcional de la Fiscalía de Liberia, la mercadería fue decomisada.

Los medicamentos serán entregados a la oficina regional del Ministerio de Salud, ubicada en La Cruz, a fin de que se procediera a la destrucción de estos productos, pues podrían poner en riesgo la vida de posibles consumidores, ya que ninguna autoridad garantiza que el etiquetado realmente corresponda al contenido, o que se haya transportado según las normas de salubridad de nuestro país.

Diario Digital El Independiente. Edgar Cantón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s