“Viva Vargas”, fue un grito de “guerra” político-guanacasteco, vitoreando a su líder.

42295313_10217033542368553_6740193276847980544_n

Fuente: Ronny Pizarro.

22 de setiembre 1937:

Arbitrariamente fue arrestado el Dr. Francisco Vargas Vargas, a las cinco de la tarde de un día como hoy pero de 1937.
Por orden del presidente de la República Lic. León Cortés Castro se arresta al Dr Vargas, lo que ocasionó la insurrección civil más grande de la historia de la Provincia de Guanacaste, y con látigo arrestados también otros ilustres guanacastecos más, pero a la una de la mañana el Presidente se vio obligado a ponerlos en libertad mediante mensaje telegráfico desde la Casa Presidencial. Con el Dr. Vargas Vargas se dio la verdadera Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica, y es el ser humano más grande que ha parido esa amada tierra desde el punto de vista histórico, médico, social, cívico, político y cultural.

La injusta e ilegal detención del doctor Vargas en Liberia fue un error estratégico del Gobierno, pues atizó la campaña y atrajo más seguidores a la Confraternidad Guanacasteca. Fue entonces cuando en la pampa el “Viva Vargas” se transformó en un grito revolucionario que retaba a las autoridades, denunciando su corrupción y la miseria de la provincia.

“Viva Vargas”, fue un grito de “guerra” político-guanacasteco, vitoreando a su líder.

Nació en el apacible pueblecito de Palmira del Cantón Carrillo el 23 de agosto de 1909. Cursó los primeros años de la enseñanza primaria de su pueblo natal, y los concluyó en la Escuela Juan Rafael Mora y Porfirio Brenes en la ciudad de San José; los estudios secundarios, parte en el Liceo de Costa Rica y parte en el Instituto de Alajuela. En la Universidad de París se graduó como Médico y Cirujano, y en el Instituto Pasteur, de enorme prestigio mundial, hizo una especialidad en Medicina Tropical. Regresó a Costa Rica a principios de 1935, y de inmediato ingresó como médico interno al Hospital San Juan de Dios, en el que recorrió todos los grados del escalafón hasta llegar a ser Jefe del Servicio de Urología; en este Hospital se destacó también como cirujano y médico general, y se acogió a su merecida pensión en 1979.

Durante muchos años viajó los viernes y regresaba los lunes a la Provincia de Guanacaste a brindar sus servicios profesionales, gratuitos, a miles de provincianos enfermos. En los viejos aviones de la época, generalmente regresaba con enfermos graves para internarlos en el San Juan de Dios. Alternó su profesión de médico con las luchas políticas históricas en Guanacaste y del país, las que motivaron su arresto mencionado anteriormente. Fundó el Partido Confraternidad Guanacasteca con grandes maestros de su tierra.

Su causa fue de convicciones y su capricho hipocrático: “no dejar morir a ningún guanacasteco”.

Su compromiso se convirtió en una Máxima de Acción: “Medicina sin contenido Moral, no es Medicina”.

Falleció este preclaro ciudadano, Dr. Vargas Vargas, el 14 de mayo de 1995. Declarado Benemerito de la Patria por el Congreso en Enero de 2002.

Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s