Presunto ESTAFADOR en SERIE.

36487617_1880725808886994_1711045757328424960_n

Comunicado de una victima de estafa:

1- Agradecer al Periodista Edward Alfaro por grabar la mala experiencia que tuvimos tres Guanacastecos. Realmente somos privilegiados de contar con un medio que nos respalde en situaciones como éstas.

2- NO CALLEMOS, no sintamos vergüenza ni miedo de contar cuando alguien cometa un agravio en nuestra contra, más aún cuando uno actuó de buena voluntad y fue engañado.

3- Apoyemos las denuncias públicas. Hoy por ti mañana por mi! … a cualquiera le puede pasar. Ayúdenos a compartir y así prevenir a otras personas!

Presunto ESTAFADOR EN SERIE.

Difícilmente volveré a confiar en desconocidos, aunque sean hijos de personas honorables.

Resumo mi historia no para denigrar a Carlos Alberto Valverde Moreno, sino más bien para prevenir que vuelva a timar un Guanacasteco(a)

El 4 de abril una empresa me llamó para alquilar una habitación en mi casa. Me dijeron que se trataba de una empresa sólida en el país con operaciones en Heredia, Escazú e iniciando en Guanacaste en el Do it Center. La habitación seria para el Gerente de la empresa en Guanacaste. Acordamos una cita el mismo día para conocer al inquilino.

Por la tarde, se presenta en mi casa el presunto ESTAFADOR y agrega:

– Soy Carlos Alberto Valverde Moreno, mi papá es uno de los anteriores dueños del Pulmitan de Liberia. ….Me habló de su papá, de sus tíos, de que creció su infancia en la empresa de buses. Me mostró su cédula con lo que me confirmó que efectivamente todo lo anterior era cierto.
– Me comentó que tenía de laborar 8 años en la empresa.
– Que se encontraba casado con una Psicóloga exitosa y tenía un niño de 10 años.
– Que era vecino de Santa Ana.
– Nos llevó a conocer la tienda en el Do it Center. En fin …. acepté dejarlo entrar en mi hogar.

Durante dos semanas el presunto ESTAFADOR se comportó como una persona muy educada, me dio el nombre de toda su familia, y llegaba en las noches a comentarnos los avances de la empresa y la contratación de personal etc. Me llamaba la atención que durante el día nos llamaba para pedir recomendaciones y siempre avisaba si se iba atrasar en llegar, pero en general a las 7:30 pm ya estaba en la casa.

Al pasar dos semanas comenzó a timarnos:
Nos dijo que su hermana María Teresa, supuestamente vivía en Miami y que su esposo tenía licencia en USA para subastas de carros. Que tenían una agencia de autos usados.

Luego nos dijo que él quería mandar a traer un carrito de la empresa de su hermana, marca Honda 2002 pero que estaba buscando a alguien más que comprara un carro , para compartir los gastos de envío, ya que su hermana se encargaba de poner los carros en CR y una vez que salieran de aduanas, se formalizaba la venta con el comprador, pero que en alguna ocasión le quedaron mal, por lo que pedía que el comprador asumiera el costo de seguro y envío de la naviera por lo que solicitaba un adelanto para cubrir gastos.

Comenzó a mostrarnos supuestos correos que le enviaba su hermana, textos por WhatsApp donde hablaban del carro. Luego nos enseñó en internet la supuesta empresa de su hermana y fotos de los supuestos carros que vendían y terminó convenciéndonos en traer un carro con él.

Desembolsamos ₡ 2 117 000. 00 y nos entregó una factura electrónica.

A la siguiente semana nos pidió ₡ 683 000. 00 y nos entregó otra factura electrónica.

Luego nos entregó los supuestos documentos de envío de la naviera.

Unos 15 días después, supuestamente llegaron los carros a Limón, y nos pide ₡ 240 000.00 más para enviar el “container” a la oficina fiscal en Curridabat, precisamente mencionó a ALGEFISA. Delante de nosotros fingía llamadas todo el tiempo con su hermana y del supuesto seguimiento de la carga de los vehículos con diferentes supuestos agentes fiscales. Solía mencionar un tal Javier Vargas.

Llegó la hora de la supuesta salida de los carros por lo que el 6 de junio nos hizo viajar hasta San José. En el camino se comunicó supuestamente con el empleado de aduanas para confirmar la salida de los carros y nos dijo que le indicaron que primero había que pasar a Alfidepa en Pavas a firmar, y luego a Curridabat a retirar los carros.

Llegamos a Alfidepa, él entró solo, para supuestamente firmar con la Jefa Administrativa, salió y comenzó con una historia nueva:

Mencionó el nombre de Vera Portilla, y que supuestamente detuvo los carros para una validación de datos. Que los carros salían hasta el día siguiente. Que teníamos que quedarnos en SJ. ….

Nos fuimos a visitar a mi hijo y entonces aprovechó para pedirnos el carro prestado para visitar a su hijo de 10 años por una hora. Se llevó el carro y luego en el camino nos dijo que La Jefa Administrativa de Alfidepa lo había citado de nuevo a las oficinas y que iba a ir. Luego nos llama y nos dice que supuestamente la señora quería mordida de $ 3000. Que iba a venir de nuevo donde mi hijo para recoger el dinero , luego se volvería a llevar el carro de nosotros para la casa de su hijo y al día siguiente llegaría a traernos para ir por los carros a la oficina fiscal.

Cuando regresó, nos montamos en el carro y le dije muy claramente: ni un cinco para mordidas, nos vamos para Liberia. Supongo que me salvé de que esa noche me robara el HiLux. Regresamos a Liberia y comencé mi investigación:

– Confirmación de la naviera de que se trataba de documentos falsos.
– Confirmación de Vera Portilla que recibió al presunto ESTAFADOR para darle los requisitos de importación de vehículos no para solicitar dineros ilícitos ni movidas corruptas.

Llegó el momento de desenmascararlo con un abogado y testigos:

El 13 de junio me firmó un pagaré, me afirmó que su hermana supuestamente nos había estafado y lo eché de la casa.

Al día siguiente fui a buscarlo a la empresa y ya había renunciado. …. y ahí comienza una nueva historia:

También estafó a una compañera de trabajo con ₡ 1 500 000.00 y con el mismo timo. La muchacha en estado de nervios al escuchar mi historia, llorando me contó la de ella. Me reservo su nombre, porque ella decidió no hacer pública su historia.

Luego siguiendo la investigación, logré contactar a Don José Rodríguez Anchía de Abangares, quien fue también víctima del presunto ESTAFADOR y con el mismo timo, con un monto de ₡ 2 250.000.00., quien hace casi un año puso una demanda en Puntarenas y a la fecha sigue en el sistema judicial lento sin tan siquiera lograr cumplir la notificación.

Al enterarme de que habían más víctimas, tomé la decisión de sacar esta historia a la luz, con el objetivo de prevenir a otras personas de hacer negocios con el presunto ESTAFADOR.

Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s