Papagayo ¿Un negocio de quien? grupo istmo papagayo, s.a. Invierte en Finca en disputa.

papagayo-guanacaste
El Grupo Istmo de Papagayo, S.A. es una de las tantas empresas que han construido en PAPAGAYO y que no han sido llamadas al proceso judicial instaurado por el Sucesorio de Manuel Paniagua Rodríguez sobre los terrenos en donde hoy se encuentra ubicado el reconocido hotel FOUR SEASONS y otros de su talla como Andaz y actualmente en construcción Rosewood.

Esta empresa  ha comenzado en Costa Rica un  desarrollo turístico “comprometido desde el inicio con el mantenimiento de altos estándares de calidad en los materiales, procesos constructivos así como salvaguardar el medio ambiente pensando en la salud humana de empleados y futuros usuarios. El Hotel va enfocado a la categoría de 5 estrellas. El Proyecto Four Seasons está ubicado en el Golfo de Papagayo, Guanacaste, el cual consiste en la construcción de una serie de edificios, así como la construcción de 34 suites y residencias de 340 m². cada uno, ubicados a lo largo de 2.0 km. de calle, dividido en 9 calles”, según se lee en una de sus páginas de internet.

La representante del Sucesorio de Manuel Paniagua ha indicado que por más que ha solicitado a las autoridades judiciales que pongan en conocimiento sus reclamos reivindicatorios a TODOS los que resulten perjudicados o interesados, su gestión ha sido no contestada y omitida en todos los  trámites lo que, según la Albacea, puede acarrear serias responsabilidades para el Estado Costarricense.

Ni siquiera la Procuraduría General de la República en sus participaciones dentro del proceso ha tratado que esta causa siga un curso legal por cuanto tampoco ha aludido a las decenas de inversionistas, socios y clientes que se encuentran hoy haciendo parte de un megaproyecto multimillonario  inducido por el Estado.

Al menos estas tres franquicias o sus operadores en nuestro país serán llamadas al proceso, según lo manifestó doña Alba Viuda de Paniagua. “Ellos tienen que saber que sus inversiones deben ser protegidas en todos sus aspectos, pues de prosperar mi demanda la reivindicación incluiría negocios que hoy se encuentran asentados  en la Hacienda Palmares.  Muy pronto estaremos acudiendo al Tribunal Contencioso a plantear nuestras gestiones al respecto, con medidas cautelares que pondrán en conocimiento estos litigios a todos los inversionistas, interesados, socios de empresas, proveedores y público en general. Papagayo es y ha constituido un fraude desde su inicio en relación a nuestra Hacienda y las Autoridades Estatales deben responder por ello. Los Procuradores han llegado al colmo de presentar documentos falsos para acreditar su propiedad de la Hacienda, inventando información que no pueden sostener documentalmente; solo que en la vía penal este aspecto de trascendental importancia va un poco lento dado la negativa del Fiscal a cargo de la investigación de realizar los actos propios de su función  para llegar a la verdad, la cual no es nada difícil de probar: que nunca existió proceso expropietorio de nuestra Hacienda a mi esposo ni a ninguna empresa representada por él o por un tercero”, categorizó doña Alba.

Este asunto de PAPAGAYO ha sido puesto en conocimiento de las Altas Autoridades del Poder Judicial, quienes han guardado silencio, ignorando a la viuda en sus pretensiones y sus quejas contra jueces y fiscales del Circuito Judicial de Liberia. Según doña ALBA el grado de corrupción en estos Tribunales raya en lo evidente, grosero y abiertamente ilegal”.  No solo la Fiscalía de Probidad no ha dado signos de alguna investigación, sino que la Fiscalía General cada vez que acudo a ella lo único que me indica es un “acuso de recibo”.

Diario Digital EL INDEPENDIENTE está localizando a extranjeros que han sido objeto de quejas como la que expone doña Alba Mendoza, pues parece ser que PAPAGAYO no es un caso aislado, sino que muchos de otros procesos y casos están relacionados con los mismos personajes de siempre: Grupo Fifco, sus subsidiarias y su poderío económico.

El Licenciado Frank Paniagua ha expuesto el titular de su nuevo libro como “EL PAPAGAYAZO”, historia que trasluce una batalla judicial basada en un documento privado de un funcionario Judicial, de nombre HENRY WONG CARRANZA, actual director del Departamento Polo Turístico Papagayo del INSTITUTO COSTARRICENSE DE TURISMO, documento que fue usado por el representante Estatal PROCURADURÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA, en la persona de su Procurador Agrario, Víctor Bulgarelli. Estos funcionarios ya fueron notificados de la querella del Sucesorio de Manuel Paniagua, pues el Fiscal Lic. José Alberto Ruiz pidió un sobreseimiento definitivo a su favor sin siquiera escuchar o evacuar las probanzas ofrecidas por la viuda de Paniagua, por lo que ella acudió al Juzgado Penal de Liberia a PROTESTAR contra el comportamiento del Fiscal. También ha solicitado el Sucesorio ANTICIPO JURISDICCIONAL DE PRUEBAS, esto es, llamar a una testigo antes del juicio, toda vez que la esposa del antiguo dueño de la Hacienda y que cedió sus derechos posesorios a Manuel Paniagua mediante escrituras públicas es una persona valetudinaria por su edad. La jueza Penal Lic. Andrea Vargas aún no se ha pronunciado sobre este Anticipo de Prueba.

Finalmente, nos comentó doña Alba que interpuso una queja ante el Fiscal Adjunto Lic. Ricardo Quirós, la que éste jamás le contestó. Ella piensa que dicho Fiscal tampoco hará nada toda vez que es enemigo de su hijo Frank,  quien le presta asesoría a su madre y hermanos herederos de don Manuel Paniagua.

Grupo ISTMO PAPAGAYO que opera la Franquicia Four Seasons en Golfo de Papagayo deberá saber que existe una orden de paralización de obras en la Concesión de ECODESARROLLO PAPAGAYO, LIMITADA,  la cual conocen sus representantes legales que han sido apersonados al proceso mediante abogados de la prestigiosa firma  capitalina BLP ABOGADOS.

Le hicimos una pregunta a doña Alba:  ¿En alguna ocasión el Estado Costarricense por medio del Procurador o algún funcionario del ICT la ha contactado para dialogar sobre este litigio? Su respuesta fue un rotundo NO. “Al contrario –nos respondió- presentan documentos tan fácil de demostrar su falsedad como indicar que me llamo Alba con tan solo presentar mi cédula de identidad.  Se les ocurrió utilizar al funcionario Wong Carranza, quien no tiene ninguna potestad certificadora sobre el documento que emitió. Siendo la Procuraduría como abogado del Estado la que lleva o dirige los procesos expropiatorios, ni siquiera indican el número de expediente expropiatorio, el pago, el decreto de Expropiación, la declaración previa de Utilidad Pública que prevé nuestra Constitución Política. Hubo una declaratoria; pero su plazo era de dos años y se levantó en forma automática en el año 1981”, puntualizó. “El abuso es evidente, y espero así lo diga el Tribunal Contencioso en su oportunidad, si no es que este asunto sea paralizado para esperar la declaratoria de falsedad del documento de Wong”.

Con un “Ave María”, nos despedimos de esta Adulta Mayor ejemplar, que continúa una lucha contra los más poderosos de este país.

Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s