La prevaricación Judicial: Un círculo vicioso infernal.

Corte_Suprema_de_Justicia_2015_-_LMM_2

POR EL LIC. FRANK PANIAGUA.
La impunidad corrompe Estados y al Mundo entero. La impunidad familiar crea hijos sin respeto a sus padres; en la iglesia feligreses insubordinados; en la sociedad delincuentes de cuello negro.

La impunidad de políticos es ya común; la de JUECES no tanto, ni siquiera se vislumbraba en los albores de nuestra Democracia. El político delinque porque encuentra beneplácito en el Poder Judicial, sabe que sus actuaciones no serán llevadas a juicio, salvo en ciertas excepciones de obvio descaro. Esta impunidad garantizada les ha hecho sentirse DIOSES muy por encima de aquellos que le dieron el voto y de los que no; de instituciones y patrones morales o religiosos.
Esta impunidad declarada desde muchas décadas atrás no era siquiera atisbada para funcionarios judiciales, jueces y fiscales, entre otros, pues no era común ver a un Magistrado delinquir o a un Fiscal haciendo lo que él mismo persigue. Los casos habían sido esporádicos, casuísticos, siempre desafortunados. No obstante ello, hoy por hoy los jueces han obtenido tanto poder en su proceder que se dieron cuenta el gran negocio que es dictar sentencias, porque justicia ya no lo es. El PODER JUDICIAL COBRA SERVICIOS y allí comenzó la prostitución de su función, iniciando con los Defensores Públicos quienes ahora le hace la competencia desleal a los abogados litigantes; y continuando con la Oficina de la Víctima que también cobra por sus servicios, siendo innecesario contratar a un abogado particular para la defensa de los intereses de la parte ofendida de un delito.  Hoy el Presidente Chinchilla presenta Proyecto para que los jueces también puedan cobrar el servicio que brindan desde el Poder Judicial a los procesos cobratorios.

Si ya de por sí esto era un mercado persa con los jueces ejecutores imagínense cuando el juez de cobros presente facturas por sus servicios.

Un juez tiene el poder de modificar abruptamente la vida de personas y familias, empresas e instituciones; nadie escapa a su justicia. Con tan solo redactar un fallo puede perjudicar o favorecer a alguien: esa es su función intrínseca.
En mi experiencia profesional he visto que esa impunidad ha llegado a todos los niveles de las instituciones públicas, a los supremos poderes y al alma misma de la TOGA.

El “Cementazo, crucitas, trocha, el Anglo, Comisión de Emergencias” , etc. eran, pues, tan solo atisbos de lo que vendría en menos de una década, cuando ya los jueces, fiscales y magistrados se unieron al deleite del pecado sin penitencia; del delito sin pena; de la impunidad siniestra que lleva al caos a un Estado de Derecho.
Y es que la impunidad JUDICIAL llama la atención con especial asombro dado lo infernal del círculo vicioso descarado que produce: si denuncias penalmente a un juez, el fiscal, que es compañero suyo, desestima la causa de inmediato o pide un sobreseimiento a otro juez; si denuncias a un fiscal, su amigo fiscal no investiga, engaveta o igual pide sobreseimiento o desestimación de la denuncia. Si acudes a la Sala Constitucional por ejemplo, por denegación de justicia, cuando el juez te engaveta una causa para ayudarle a tu contrincante, te indica que la Sala NO conoce de las actuaciones de los jueces porque éstos tienen libre criterio y te remite a la vía penal, de la que, jamás,  tendrás respuesta en un círculo vicioso infernal. Si acudes a la INSPECCIÓN JUDICIAL te indican que por tratarse de asuntos penales te supeditan la causa al dictado de la sentencia definitiva dentro de la causa penal que, finalmente, será sobreseída, desestimada o archivada. EL CÍRCULO ES PERFECTO: SIN LUGAR A EQUIVOCACIONES, FUNCIONA CON  EXACTITUD EN UNA VERDAD ABSOLUTA, COMO UN AXIOMA DE LA VIDA REAL DEMOCRÁTICA.

Este círculo vicioso va cobrando relevancia también en los demás ámbitos del derecho público: desde un funcionario que le tira la pelota o papa caliente a otro hasta el Jefe que sacude las enaguas de su secretaria; y así sucesivamente, sin que nadie responda por nada. El ciudadano es ahora el asediado y no ya la Administración Pública. Los papeles se invirtieron.

Es difícil imaginar esto en el ámbito privado: el empleado que roba o es sobornado es despedido de inmediato.

Con tan pocos márgenes de escogencia es lógico para CUALQUIERA escoge de qué lado quiere estar; para los abogados litigantes el camino es abismalmente inexorable, prácticamente no existe opción: o corrompes o te mueres de hambre litigando cuesta arriba contra jueces y fiscales. El bufete pequeño corrompe pequeñamente y el Bufete de Cuello blanco corrompe grandemente. Así que todo permanece dentro del ámbito negocial pero bajo el prisma singular de la CORRUPCIÓN.

Por eso, es obvio que cualquiera  decide ir a laborar a la Administración Pública, la que ahora es la que detenta el poder y no el pueblo que debe ir a la empresa privada. La administración tiene el sartén por la manga no solo por sus abusos despóticos autorizados por Ley sino por absoluta impunidad. Ir al extranjero a estudiar a costas del Estado, privilegios, viajes, cenas, carros, gasolina, sodas imperiales dignas del Four Seasons; todo gratis,  son solo la punta del ICEBERG de este grado de corrupción que nos envuelve sin control. Si nos atenemos a que este pequeño país es un Estado Socialista y Empresario, la dimensión corruptora es simplemente apoteósica.

Nuestra democracia está tomada por la impunidad. Una simple palabra en el ejercicio social o antisocial de las potestades públicas nos tiene perdidos en un mundo de caos, terror y frenesí. La venganza privada, la autoeliminación o suicidio son caminos que muchos ya han escogido, casi a diario. A los que tememos a un Dios Omnipotente nos queda otra que pedir que nos acompañe en tan tenebroso transitar… espinoso; pero que lleva finalmente a la redención de nuestras almas.

Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s