LA PREVARICACIÓN DEL JUEZ. PARTE II…

Tribunales1.jpg

Santa Ana, Carrillo Gte.
POR EL LIC. FRANK PANIAGUA
Pensemos por un momento; usemos nuestra prodigiosa imaginación. Veamos esta escena: “UNA FAMILIA DE TRES MIEMBROS. Uno de los padres es agresor. El padre –o la madre- agreden al niño. El niño se queja con la madre del padre agresor. La madre le dice: “FUE TU CULPA. ARCHIVADA TU CAUSA”.
ESTO, igual sucede, con nuestro Sistema Judicial. La familia es el Sistema Judicial. El agresor está dentro de tu familia, vos sos el agredido y el juez dentro de tu familia dicta la sentencia. No existe objetividad alguna posible.

La única excepción sempiterna lo es y lo será Emilia Navas Aparicio, quien como Fiscal investiga a su “familia” de jueces, fiscales y miembros de los Supremos Poderes de la República. Sin duda, algo exhorbitante del derecho común; fuera de toda lógica humana, fuera de serie, sin duda.
En un sistema aberrado de JUSTICIA como este, sólo Dios ha podido levantar tan inmemorable excepción. Cómo no prevaricar con semejante escenario? Cualquiera puede sentarse en una silla y dictar sentencias como aquélla suegra y madre contra el hijo agredido.

Por eso, en la “fila” de solicitudes de jueces vemos a casi adolescentes recién salidos de la universidad, o aquella secretaria o asistente judicial que por años ha laborado en “la familia” y al cual hay que darle preferencia.

No escogen, por ende a los “egresados de Harvard, Oxford, Complutense o la Sorbona, como en los Tribunales Contenciosos”. Estos doctores en leyes encuentran refugios en los Grandes Bufetes portectores del cuello Blanco, que son los que pagan buenos honorarios. La “carrera” judicial impera en los nombramientos.

Quién escoge y con qué criterios. Con las prevaricaciones diarias la respuesta es evidente: la familia es la que escoge a sus miembros; dice quién entra y quién no; la que no hace “acepción de personas”, es la que finalmente hace los nombramientos que luego inciden directamente en la resolución de tu caso concreto. Les parece esto claro y lógico? Por supuesto que NO; PERO ese es EL ESCENARIO de nuestro Sistema Judicial y así es que funciona y opera.
De hoy en adelante, mis comentarios al respecto serán breves, pues ya me criticaron por lo extensos de los mismos y por tecnicismos difíciles de entender.

Se los prometo amigos lectores del Diario El Independiente. Los invito a leer el próximo artículo: “LA PREVARICACIÓN DEL JUEZ. TERCERA PARTE”. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s