Golpe a estructura criminal dedicada a la trata de personas por explotación sexual.

21743021_1542867795769772_1836025906778834428_n

En horas de la tarde del día de ayer, la Policía Profesional de Migración, a través de la Gestión de Investigaciones, y bajo la dirección funcional de la Fiscalía Adjunta contra la Trata de Personas y Tráfico Ilícitode Migrantes, desarticularon una organización criminal dedicada al delito detrata de personas por explotación sexual en la zona de Upala.

En este golpe a la estructura criminal, se logra el rescate de un total de seis mujeres, entre ellas una persona menor de edad, quienes se dedicaban a la actividad sexual en el lugar. Las mismas son abordadas con atención integral inmediata a través de profesionales en psicología y trabajadores sociales.

Después de seis meses de investigación, la autoridad policial y judicial logran comprobar la existencia de una organización criminal dedicada a promover, facilitar y favorecer actos sexuales en el Bar “Pino” ubicado en Santa Clara de Upala. La organización se integraba por dos mujeres líderes Martínez Laínez, Murillo Martínez, madre e hija respetivamente, así como otras tres personas: Pérez Noguera, Barrios Álvarez y Montoya Campos, siendo este último oficial de Fuerza Pública de la Delegación Policial de Delicias de Upala.

Cada uno de los integrantes cumplían una función específica dentro de la organización criminal, estableciendo el modus operandi de la estructura: las mujeres eran captadas en su país de origen, Nicaragua, desde donde la organización las desplazaba mediante engaño, ofreciéndoles trabajo como saloneras. Sin embargo, cuando llegaban al lugar y aprovechándose de su vulnerabilidad, eran obligadas a realizar actos sexuales, actividad que era promovida por la organización criminal dentro y fuera del establecimiento.

Asimismo, se confirma que las mujeres extranjeras se encontraban en condición migratoria irregular, por tal motivo la organización criminal ocultaba a las mujeres en zonas boscosas cuando se realizaba algún operativo policial. El integrante Barrios Álvarez era quien se dedicaba a ocultar, encubrir, cuidar y vigilar a las mujeres para que no fueran detectadas por la policía.

De igual forma se logra vincular a un funcionario público de apellidos Montoya Campos, quien aprovechándose de su cargo informaba a la líder Martínez Laínezcuando se iba a realizar un operativo policial con la finalidad de que ocultara a las mujeres que permanecían en el lugar.

Esta organización criminal lucraba con cada una de las actividades sexuales a las cuales eran obligadas a ejercer a las mujeres nicaragüenses, cobrando 13 mil colones si la actividad se realizaba dentro del establecimiento, o 20 mil colones si el servicio se realizaba fuera del lugar. Además, con la investigación se logra documentar la explotación sexual en contra de la persona menor de edad, circunstancia que agrava los hechos y aumentaría la pena correspondiente de 8 hasta 16 años de prisión.

Los ahora imputados fueron trasladados al Ministerio Público de Upala para su trámite correspondiente. Las víctimas abordadas se trasladaron a un lugar seguro para salvaguardar su integridad física y psicológica.

 

21731338_1542868122436406_4425189687042926120_n

Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s