En Santa Cruz todavía disfrutamos de una cantidad y variedad de semillas criollas.

Semillas

Muchas familias aún conservan, cultivan y protegen sus semillas, en sus patios, huertas y parcelas. Y todavía hay personas que saben como hacerlo.

* Las semillas han sido heredadas de nuestros ancestros, de generación en generación. La privilegiada posición de nuestro país en Mesoamérica ha permitido el intercambio natural y social de semillas y alimentos, tanto entre nuestras comunidades como con los países y regiones vecinas.

* Muchas personas adultas, la mayoría de jóvenes y casi todos los niños y niñas en la actualidad no conocen la riqueza en semillas que aún tenemos

Es nuestra responsabilidad conocer lo que aun tenemos, revalorar y proteger la rica biodiversidad para heredarla a las futuras generaciones

* Fueron la base de nuestra alimentación y medicinas naturales – esencia de nuestra cultura – valores que seguimos perdiendo con comidas “chatarra” y medicinas importadas, pero que podemos recuperar y mejorar

* Santa Cruz se destaca en el mundo por la riqueza en la biodiversidad, especialmente reconocida por los santuarios de tortugas, los santuarios de aves migratorias, las ballenas y fauna marina, las semillas, plantas y arboles nativos.

* Somos parte de la “frontera del maíz” en Mesoamérica. En esta zona se producen y disfrutamos de la mayor cantidad y variedad de comidas y bebidas con maíces criollos.

* Las semillas criollas, los alimentos y prácticas sociales son fundamentales para caracterizar lo que llaman “la Guanacastequidad”

* Esta región se destaca en el mundo por la cantidad y calidad de vida de personas con más de 80, 90 y más de 100 años de vida, con denominadores comunes relacionados con los alimentos y actividades sociales. La denominan una destacada “Zona azul” del planeta.

 La agriCultura familiar / comunitaria ha sido fuente muy importante de alimentos y medicinas naturales para el país y es vital para disminuir la contaminación y el calentamiento global

* Hace varios años se debilita la participación y aporte del Estado para la agricultura familiar con la evidente disminución de áreas y productos para consumo y comercio en la zona

* Muchas variedades de semillas naturales, criollas, han sido sustituidas por híbridas que son inútiles para aprovechar en la siguiente siembra

* La imposición solapada de semillas alteradas genéticamente o transgénicas que requieren mas químicos artificiales en el proceso y que son patentadas por unas pocas empresas afectan también la salud de las personas y del ambiente y agravan la dependencia económica

 Desde el año 2004 la organización Sol de Vida, junto a familias agriCultoras y otras instituciones y organizaciones han realizado actividades públicas como las ferias de semillas y productos orgánicos, los Santuarios de semillas así como diferentes celebraciones relacionadas especialmente con maíces criollos, ojoche, frijoles y otros alimentos básicos en nuestras comunidades. En cada oportunidad ha sido sorprendente la cantidad y variedades de semillas aportadas por familias agriCultoras

* Tenemos el privilegio de iniciar una celebración periódica y muchos proyectos científicos / educativos durante todo el año, para reconocer nuestra riqueza en la biodiversidad de semillas y proyectarla de Santa Cruz para el mundo.

 

Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s